Displaying items by tag: OTOÑO
Thursday, 07 July 2016 22:36

DOBRES Y CUCAYO A VISTA DE DRON

 

 

 

Published in Blog | Bitacora
Friday, 28 November 2014 16:29

UNA FABRICA DE EMOCIONES

Estas son algunas de las actividades de grupo que se han realizado este otoño en La Posada de Cucayo. Los organizadores han tenido la gentileza de relatar en primera persona como vivieron la experiencia. Hay para todos los gustos: Paseo entre hayas, avistamiento de aves y ruta BTT. Esperamos que lo disfrutéis.

 

 

EL OTOÑO DE LAS HAYAS por Fernando Camacho -  Alaventura

 

Desde hace ya varios años, cada otoño, organizamos un viaje desde Sevilla, para ver y disfrutar de los hayedos de la cornisa cantábrica. Este año pensamos en la comarca de Liébana y descubrir los bosques que se extienden desde San Glorio hasta Piedrasluengas.Personalmente conocía Cucayo, pero hacía de ese viaje más de trece años. Una corta estanciaen la casa de Desiderio, el bar del pueblo, que nos acogió a cuatro amigos, tras bajar de los puertos, una noche lluviosa de otoño. 

  


 

Descubrimos la Posada de Cucayo, por internet y nos agradó la presentación de la familia y el hermoso edificio de madera vista. Ana y Tina nos ayudaron a planificar el viaje y la noche de nuestra llegada nos recibieron como el que llega a su casa.

Durante tres días recorrimos los hayedos de Pesaguero, Barrio y Ledantes, así como los altos próximos a los Puertos de Río Frío. Días luminosos, en los que se escalonaban los hayedos aún verdes de los valles, con los ocres de las zonas más altas.

Inexpugnable castillo, el valle de Dobres y Cucayo, refugio para la noche, cena, tertulia y descanso. Un lugar extraordinario, donde la naturaleza se manifiesta firme y el hombre se adapta al lugar, aportando la comodidad que los tiempos permiten, para goce de los viajeros que se atreven a pedir de nuevo acogida, como en mi caso, en esta nueva casa de la familia del añorado Desiderio, La Posada de Cucayo.

 


 

ENTRE GAVILANES Y AGUILAS REALES por Máximo Sánchez Cobo -  El Bichu

 

Un día a finales de verano vino un grupo de gente que quería hacer una ruta ornitológica por los alrededores de Cucayo. Sin duda, un lugar excepcional si lo que queremos es una representación de la fauna de la Cordillera Cantábrica. El grupo, era muy variopinto en cuanto a sus lugares de origen: manchegas, valencianos, murcianos ¡e incluso un holandés!.

 

 

Tras un espléndido desayuno en La Posada de Cucayo, lugar dónde nos quedamos a pasar la noche, comenzamos una ruta circular que bajaba a Bárago, el pueblo que está en el fondo del mismo valle. Atravesamos salvajes laderas con robledal y roquedos, e hicimos una fructífera parada en una atalaya caliza en la que vimos todas las aves rapaces que quisimos.

 

Estábamos disfrutando con una colonia de buitre leonado, cuando en el mismo cantil escuchamos chillar a un halcón peregrino que posteriormente veríamos volando con su pareja. Apareció una culebrera también posada en un árbol seco en la ladera de enfrente, y atravesando el cielo a bastante altura, pudimos disfrutar también de un abejero, gavilán, busardo, y como colofón, un ejemplar de águila real que nos sobrevoló rauda. Además, vimos aves más pequeñas pero no menos interesantes como vencejo real, pico mediano, o camachuelo.

 

En lo que se refiere al avistamiento de mamíferos, no tuvimos suerte porque no madrugamos, pero si que pudimos ver rastros de animales tan interesantes como gato montés o como la marta.¡Otra vez será!

 

 


 

PEDALEANDO A PEÑA PRIETA por Francisco Callejo -  Bike Rider Cantabria 

 

Después de que me encargaran un fin de semana de mountain bike en un lugar apartado del mundo y con una buena cocina, no lo pienso dos veces: ¡Cucayo y su hermosa posada!. Es el sitio ideal, un pueblo que todavía conserva el sabor de antaño y en su posada podemos contar con todas las comodidades necesarias para el mantenimiento de la bici. Tienen una cocina casera única y la posada es muy acogedora y familiar.

 

 

 

El viernes aprovechamos el viaje hacia Liébana para desviarnos y subir a la Braña de los Tejos, y sin duda no defrauda. Nos encontramos con unos tejos de más de mil años preciosos. El sábado después de reponer fuerzas en La Posada de Cucayo intentamos subir a Peña prieta, pero la nieve nos hace darnos la vuelta y cambiar de planes. Aprovechamos para bajar por el camino antiguo de Cucayo hacia la Vega, Las Retuertas le llaman al sendero. Sin duda una pasada para los amantes del MTB. Después de un buen cocido lebaniego bajamos a Potes a la fiesta del "orujo", fiesta declarada de interés turístico nacional, donde los orujeros muestran todos sus productos. Sin duda una fiesta única.

 

El domingo volvemos a intentar subir a Peña Prieta por otra vertiente, esta vez el día acompaña,  y ¡lo conseguimos!. Toda la subida es un auténtico espectáculo; Río Frío, Curavacas, los puertos de Pineda y la ansiada Peña prieta. Un descenso precioso y una gran comida en la Posada de Cucayo para rematar un fin de semana redondo.

 

 

 

 

 

 

Published in Blog | Bitacora
Monday, 18 November 2013 17:13

LAS LABORES DE OTOÑO EN CUCAYO

Recogida de patatas

 

Otoño es una estación en la que hay que realizar muchas labores. Se junta el final del verano -época de relativa actividad- con la preparación del invierno. No hay que olvidar que Cucayo (Dobres) está a casi 1.000 de altitud y el periodo invernal es largo.

Muchas de la tareas están relacionadas con la recolección. A mediados de septiembre, los huertos dejan de tener  pleno rendimiento, las hortalizas, en su mayoría ya han sido recogidas, solo queda sacar las patatas, recoger las cebollas, fréjoles, puerros y plantar los nabos (el único fruto que resiste al invierno). Al mismo tiempo se van deshojando las berzas (no se arrancan enteras ya que se mantienen hasta finales de año), que sirven de alimento a los chones (cerdos), en proceso de engorde hasta Navidad.

También se recogen las manzanas, peras y frutos secos (nueces, castañas, avellanas, etc.). En octubre se cogen andrinos para hacer hacer pacharán, además de moras, arándanos y otros frutos del bosque para hacer mermeladas. Dependiendo si son meses lluviosos, hacemos incursiones por el bosque en busca de setas.

 

Hay que dedicar unos días a hacer acopio de leña. Ir a cortarlo al monte (normalmente arboles viejos o caídos). Además de troncos de más envergadura, otros más menudos y también escobas (arbustos con ramas muy finas), que son fundamentales para atizar la lumbre. Una vez traído a casa hay que organizarlo en el leñero.

Bajando leña

A lo largo de noviembre es habitual matar ovejas para hacer cecina (de 1 a 4 dependiendo de cada casa). Se pone la carne a salar, después se seca y una vez curada se guarda en el arcón y se va utilizando para los cocidos de todo el año. También se hace morcilla y boronos.

 

El desván y la despensa ya están a rebosar, pero no hay que olvidarse de las necesidades de los animales de la granja. El pajar está lleno de hierba (se recoge en verano), pero todo ayuda y algunos vecinos también hacen hoja (cortan ramas de los fresnos principalmente) y se hacen coloños (fardos) para en invierno pelar la hoja y dárselo a las vacas. Los palos, como se aprovecha todo, sirven para la lumbre.

 

Es el momento de abonar los prados con el estiércol de vaca acumulado del invierno anterior en los aboneros. El ganado ya ha bajado de las cumbres, está en prados cerca de casa, aguantando hasta que caigan las primeras nevadas y se invernen en la cuadra.

 

Otra tarea propia de estas fechas, y antes de que se acerque el mal tiempo, es hacer reparaciones y mantenimiento de las propiedades e inmuebles. También guardar en el interior todas las plantas decorativas (geranios en su mayoría) que no aguantan las heladas.

  

Vacas bebiendo en el río

 

Muchas de estas actividades se hacen desde tiempos inmemoriales, si bien, para algunas se utilizan herramientas y técnicas más modernas, la mayoría, en su esencia, no han variado a lo largo de los años. Otras actividades, por el contrario, ya están en desuso o han dejado de hacerse (coger bellotas para los chones, hoja seca para mullir la cuadra, hoja de acebo y tejo para engordar el toro, ir a moler el grano, hacer escarpines y albarcas para el invierno, criar ovejas, cabras, cerdos, etc.). 

 

Boletus edulis

Hay que tener en cuenta que los días ya son muy cortos y al oscurecer (sobre las 6 de la tarde), uno se recoge en casa y deja de hacer cualquier actividad fuera. 

 

Y aunque esto no es una actividad, a lo largo del otoño la mitad de las casas del pueblo se cierran. Muchas personas que viven solas o que pasan la primavera y el verano en el pueblo, se van con sus familiares a la ciudad (como Heidi) para volver pasado el invierno. Conclusión: en el invierno aquí solo quedamos los valientes (o los cobardes, según se mire, jeje).

 

Como podéis ver, no hay tiempo para el aburrimiento. 

 

Published in Blog | Bitacora

Dirección y telefono

Cucayo - (Dobres) - 39575 Vega de Liébana  (Cantabria) - Telf. 942 736 246 * Fax. 942 736 262 * This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.                                                                                   Privacidad |Términos y condiciones

 

Desarrollos La Posada de Cucayo. Todos los derechos reservados 2012